Página Principal del R.e I.C.A.Z.
 
DELEGACIÓN DE LA MUTUALIDAD GENERAL
DE LA ABOGACÍA
 
Mutualidad General de la Abogacía
 
 
Presentación:
        ¿Qué supone la Mutualidad para la Abogacía?
        ¿Cuál es tu caso?
        ¿Qué beneficios ofrece la Mutualidad con respecto al Régimen de Autónomos?
        ¿Por qué supone ventajas competitivas incorporarse a la Mutualidad?
        Gama de Productos y Servicios
        Plan Mutual de Previsión
        ¿Dónde puedo aclarar mis dudas?
 
Instrucciones para optar por la afiliación/alta en el Régimen Especial de Autónomos 
de la Seguridad Social (RETA) o por la inscripción en la Mutualidad de la Abogacía
         1ª.- Incorporación de los colegiados para ejercer por cuenta propia
         2ª.- Incorporación de los colegiados para ejercer la abogacía exclusivamente 
               por cuenta ajena
         3ª.- Incorporación de los colegiados en los Colegios de Abogados en situación 
               de no ejercientes
 
 
 
 
 
PRESENTACIÓN
  
¿Qué supone la Mutualidad para la Abogacía? 

          La Mutualidad General de la Abogacía lleva más de 50 años constituyendo un instrumento de previsión al servicio de la profesión. Desde que en 1948 se creara por y para abogados, la Mutualidad ha ido evolucionando y adaptándose a los nuevos tiempos. 

          En la actualidad, casi 100.000 mutualistas confían su futuro y el de sus familias diseñando su sistema de previsión con productos y servicios de la Mutualidad de la Abogacía. 

          De acuerdo con la situación colegial que adoptes, la Mutualidad es alternativa al Régimen de Autónomos o previsión complementaria. 

  
¿Cuál es tu caso? 

A) Colegiado ejerciente: 

  • Por cuenta propia exclusivamente: Régimen de Autónomos de la Seguridad Social o Mutualidad.
  • Por cuenta ajena exclusivamente: Régimen General de la Seguridad Social. La Mutualidad es voluntaria.
  • Por cuenta ajena y por cuenta propia: Régimen de Autónomos de la Seguridad Social o Mutualidad.
  • B) Colegiado no ejerciente: 
    • No hay obligación de afiliarse a la Seguridad Social. La Mutualidad es voluntaria.
              Las prestaciones de la Mutualidad son siempre compatibles y no concurrentes con las de la Seguridad Social o cualquier otro tipo de previsión (otros seguros, planes de pensiones, etc.). 

           Conclusión: Si vas a ejercer por cuenta propia tienes que elegir entre la Mutualidad o Régimen de Autónomos. Si tienes previsto ejercer por cuenta ajena exclusivamente o colegiarte como no ejerciente, la Mutualidad de la Abogacía es un voluntario y óptimo sistema de previsión. 

      
    ¿Qué beneficios ofrece la Mutualidad con respecto al Régimen de Autónomos? 

    • La absoluta garantía que implica el régimen de capitalización y de técnica aseguradora, frente al sistema de reparto del Sistema Público.
    • Posibilidad de anticipación de cuotas (flexibilidad).
    • La relación precio/prestaciones, junto con el rigor técnico y continuidad en la gestión, somos una entidad de Abogados y para Abogados.
    • La posibilidad de mejora voluntaria de aquellas prestaciones que elijas. Sólo inviertes en lo que especialmente necesitas.
    • Sin plazos de carencia. Protección desde el primer día.
    • Progresividad en el pago de las cuotas: adaptación a tu carrera profesional.
      
    ¿Por qué supone ventajas competitivas incorporarse a la Mutualidad? 
  • Las prestaciones de la Mutualidad son compatibles con cualquier actividad profesional retribuida.
  • Tratamiento fiscal de las cuotas.
  • La austeridad de gastos que supone, comparativamente, una relación cuotas/prestaciones muy beneficiosa.
  • Complemento ideal para superar el límite máximo de la pensión pública.
  •   
    Gama de Productos y Servicios: 

    A) Cobertura básica (plan mutual de previsión): 

    • Defunción
    • Invalidez
    • Jubilación
    B) Opcionales (productos y servicios propios): 
    • Accidentes
    • Vida
    • Jubilación
    • Enfermedades graves
    • Anticipo de cuotas
    C) Productos y servicios concertados: 
    • Salud
    • Indemnización diaria por baja
    • Servicios financieros
    • Seguros del automóvil
    • Seguros de hogar y despacho
    • Teleasistencia y ayuda domiciliaria
    D) Club del Mutualista 

      
    Plan Mutual de Previsión: 

              Es la "puerta de entrada" a tu Mutualidad. Sabes que constituye alternativa al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos si ejerces como abogado por cuenta propia, y, en todo caso, siempre es una fórmula óptima y compatible con otros sistemas (Seguridad Social, otros seguros, Planes de Pensiones, etc.) 

    A) Características principales: 

    • Vigente para todos los colegiados incorporados a partir del 1 de Julio de 1998. 
    • Total seguridad proporcionada por el sistema financiero técnico-actuarial de capitalización individual y de acuerdo con la normativa aseguradora vigente. 
    • La jubilación se comenzará a devengar a partir de la edad de 65 años. La invalidez desde el momento en que, como consecuencia de enfermedad o accidente, el mutualista quede incapacitado de forma permanente y absoluta para el ejercicio de la abogacía o para cualquier otra actividad laboral retribuida. El subsidio de defunción es un capital pagado en el momento del fallecimiento, independientemente de la edad en que se produzca. 
    • Protección desde el primer día, al no establecerse periodos de carencia. 
    • A partir del primer año, el plan tiene valores de reducción, que posibilitan, en caso de impago sistemático de las cuotas, coberturas menores. Por tanto, las cuotas nunca se pierden, siempre hay prestaciones con la cuantía que actuarialmente correspondan. 
    • El pago de cuotas se extiende hasta la edad de 65 años o, si suceden con anterioridad, hasta el momento del fallecimiento o en el que se devengue la prestación de invalidez. 
    • Para una mayor comodidad, las cuotas son mensuales (ver tarifas), existiendo bonificaciones (por el ahorro administrativo que suponen) en forma de pago trimestral, semestral o anual. 
    • Supone un esquema básico de protección, que puedes personalizar de acuerdo a tus necesidades con nuestra gama de productos (propios o concertados). 
    B) No decidimos por ti, tú mismo diseñas tu previsión: 

              Buscando la máxima libertad de decisión individual y económica, la incorporación a tu Plan Mutual de Previsión se puede complementar voluntariamente, mediante nuestra gama de seguros y servicios. 

              Según tus necesidades personales (situación familiar prioridades, etc., evolución de tu vida profesional, etc.), podrás diseñar una previsión a tu medida, con la calidad y cuotas de tu Mutualidad.  

    C) Y además gratuitamente, El Club del Mutualista. 

              Por el simple hecho de ser mutualista pertenecerás al Club del mutualista. Un Club en el que empresas colaboradoras con la Mutualidad te ofrecerán importantes ventajas de "mutuo acuerdo". 

      
    ¿Dónde puedo aclarar mis dudas? 

    A) En la Delegación de Zaragoza. Sede del Colegio de Abogados, en: 
              Don Jaime I, 18. 
              50001 Zaragoza. 
              Teléfono: 976 204 224 

    B) Servicio de Atención al Mutualista, teléfono 902 255 050. 

    C) Internet: www.mutuabog.com 
     

     
     
     
     
    INSTRUCCIONES GENERALES  
    Instrucciones para que los Abogados ejercientes que se incorporen a los 
    Colegios de Abogados puedan optar por la afiliación/alta en el Régimen 
    Especial de Autónomos de la Seguridad Social (RETA) o por la inscripción
    en la Mutualidad de la Abogacía.
     

              La Ley 30/95, de 8 de noviembre, de Ordenación y Supervisión de los Seguros privados dispone la afiliación obligatoria en el Régimen especial de autónomos de la Seguridad Social o la inscripción en la Mutualidad de la Abogacía a los Abogados que se colegien como ejercientes por cuenta propia. A tal fin será tenido en cuenta lo siguiente: 
     
      
    Primera.- Incorporación de los colegiados para ejercer por cuenta propia. 

             1.- Los que se colegien como ejercientes por cuenta propia pueden optar entre la afiliación/alta en el RETA o su inscripción en la Mutualidad de la Abogacía. 

             2.- Para ello habrán de expresar su opción en el documento específico y entregar en el Colegio documento de su afiliación al RETA o la solicitud de inscripción en la Mutualidad, como documento necesario para la colegiación. 

             3.- Los afiliados al Régimen General de la Seguridad Social que se colegien como ejercientes por cuenta propia, no están exentos de optar entre el RETA o la Mutualidad de la Abogacía. 

             4.- El colegiado que cause alta en el RETA podrá inscribirse, de forma voluntaria, en la Mutualidad de la Abogacía, dado que sus pensiones son compatibles y no concurrentes con las del sector público. 
     
      
    Segunda.- Incorporación de los colegiados para ejercer la abogacía exclusivamente por cuenta ajena. 

             1.- Los que se colegien como ejercientes, para ejercer exclusivamente por cuenta ajena y mediante relación laboral, habrán de estar afiliados y en alta en el Régimen General de la Seguridad Social y no tienen ya obligación de afiliación/alta en el RETA ni inscripción en la Mutualidad de la Abogacía. No obstante, con carácter voluntario podrán inscribirse en esta Mutualidad, dado que sus pensiones son compatibles y no concurrentes con las del sector público. 

             2.- En el caso de que posteriormente pasen a ejercer por cuenta propia, en ese momento necesariamente, tendrán que optar entre el RETA o la Mutualidad de la Abogacía, sin que les baste permanecer en el referido Régimen General. 

             3.- Estos colegiados entregarán en el Colegio una declaración jurada haciendo constar la empresa u organismo para el que ejercerán exclusivamente por cuenta ajena, mediante relación laboral, comprometiéndose a no realizar actuación profesional alguna por cuenta propia. 
     
      
    Tercera.- Incorporación de los colegiados en los Colegios de Abogados en situación de no ejercientes. 

             1.- Los colegiados no ejercientes no tendrán obligación de figurar en el RETA ni en la Mutualidad, pudiendo pertenecer a ésta con carácter voluntario, dado que sus pensiones son compatibles y no concurrentes con cualesquiera otras. 

             2.- En el caso de que posteriormente pasen a ejercer la profesión por cuenta propia, en ese momento necesariamente tendrán que optar entre el RETA o la Mutualidad de la Abogacía.